Chubut - Patagonia - Argentina 19 de Jul de 2024

Comenzó el debate de la Ley de Bases


Quince minutos demoró el oficialismo en conseguir el quórum necesario para iniciar este miércoles bien temprano la trascendental sesión en la que se propone aprobar los proyectos de ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos y de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes, que presentó hace exactamente 167 días.

En efecto, a las 10.15 se inició esta sesión clave en la que el oficialismo buscará dar la media sanción que les falta a ambas leyes, aunque con la certeza de que lo hará con cambios que obligarán a su vuelta a la Cámara de Diputados en busca de la sanción definitiva.

Llega a esta instancia con los números muy justos, a partir del anuncio hecho en vísperas de la sesión por parte de los senadores santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano, con los que se contaba hasta ese momento. A partir de ese anuncio, los 38 votos con los que La Libertad Avanza esperaba contar para la votación en general descendieron a 36, lo que obligaría a un desempate seguro de quien presida en ese momento la sesión. En principio será Victoria Villarruel, pues el presidente Javier Milei ha decidido postergar el inicio de su viaje a Italia hasta entrada la noche.

Para este debate el oficialismo ha cedido numerosas cuestiones y lo siguió haciendo hasta último momento. En los últimos días cobró fuerza la versión de que el Gobierno accedería a quitar de la lista de empresas privatizables a Aerolíneas Argentinas. En ese sentido, el dictamen declara como sujetas a privatización a Aerolíneas Argentinas SA, Energía Argentina SA, Radio y Televisión Argentina SE, Intercargo SAU; y a privatización/concesión a Agua y Saneamientos Argentinos SA, Correo Oficial de la República Argentina SA, Belgrano Cargas y Logística SA, Sociedad Operadora Ferroviaria SE (SOSFE) y Corredores Viales SA.

No satisfecha con “salvar” a Aerolíneas, la oposición intentará hacer lo propio con Radio y Televisión Argentina y el Correo. En esas cosas el oficialismo no estaría dispuesto a ceder.

Para el quórum, primera batalla a ganar por el oficialismo, era clave la presencia del senador Martín Lousteau, quien cerró el martes garantizando su presencia para alcanzar el quórum, lo cual confirmó al oficialismo la certeza de que podrán dar inicio a la sesión, como así también se animan en el oficialismo a asegurar que tienen la votación en general ganada, con 36 votos y el desempate de quien presida en ese momento.