Chubut - Patagonia - Argentina 19 de May de 2024

CONGRESO DE LA NACIÓN

Los senadores aprobaron una resolución para cobrar 4 millones de pesos de dieta


En una decisión que no pasará para nada desapercibida, sino todo lo contrario, los senadores nacionales aprobaron este jueves a mano alzada y sin debate una resolución que establece un fuerte incremento en sus dietas, llevándolas a más del doble.

La resolución se incorporó sobre tablas, al ser avalada por los dos tercios, y luego se procedió a votar, pero esto no se hizo de manera nominal, es decir, los nombres no quedaron registrados en el tablero ni en las actas posteriores.

Actualmente, los sueldos de los senadores estaban por debajo de los 2 millones de pesos, en 1,7 millones y, de esta manera, podrían pasar a cobrar más de 4 millones de pesos netos. Sumado a algunos diferenciales, el bruto podría ascender a más de 6 millones de pesos.

Los senadores ya habían manifestado su malestar luego que el presidente Javier Milei le ordenara a la vicepresidenta Victoria Villarruel y el presidente de la Cámara de Diputados, Martín Menem, que dieran marcha atrás con el aumento del 30% para los legisladores nacionales que habían dispuesto en febrero, al estar “enganchados” con las paritarias de los empleados del Congreso.

Según se pudo ver en el recinto, los cuatro libertarios presentes, Ezequiel Atauche, Bartolomé Abdala, Bruno Olivera Lucero y Juan Carlos Pagotto no levantaron sus manos. Tampoco lo hicieron los senadores del Pro Luis Juez, Guadalupe Tagliaferri, Alfredo De Angeli, Carmen Álvarez Rivero, Martín Goerling Lara y Victoria Huala; los radicales Carolina Losada, Eduardo Galaretto, Rodolfo Suárez, Mariana Juri, Maximiliano Abad y Flavio Fama; y la tucumana Beatriz Ávila.

La resolución, presentada con las firmas de la neuquina Lucila Crexell, el salteño Juan Carlos Romero y los radicales Pablo Blanco y Daniel Kroneberger, entre otros, sí fue avalada por Unión por la Patria, Unidad Federal, una parte del radicalismo y bloques provinciales.

La vicepresidenta había sido anoticiada con anterioridad del pedido sobre tablas que se iba a hacer. Justamente Villarruel fue la que se mostró más resistente a retrotraer el aumento a los legisladores, a pedido de Milei, y lo confesó luego en una entrevista con el canal TN.

“Un legislador es la persona que no sólo va a modificar leyes, la que de alguna manera representa a las provincias (en el Senado) y al pueblo argentino en Diputados. Yo creo que tienen que ser retribuidos en forma digna”, había dicho hace un mes atrás.

Y fue más allá al considerar que “no reciben un sueldo acorde a la importantísima tarea que les delegamos los argentinos, así solo van a poder ser legisladores los ricos, los corruptos, los narcos, los que tengan un sponsor atrás… Para mí tienen que ganar bien”. Y ante la repregunta, remarcó: “No ganan bien”.

Otra de las cuestiones que aquejaba a los senadores era que, con ese incremento de febrero suspendido, sus dietas iban a estar por debajo de sueldos de empleados de la máxima categoría de la Cámara alta. Y allí la discusión sobre si eso debía pasar o no.

Concluido el temario de la sesión ordinaria, hubo una cuestión de privilegio de la senadora María Eugenia Duré (UP) por Malvinas y luego se le dio la palabra al senador Romero, quien sin muchas explicaciones solicitó: “Presidenta, obra en Secretaría un proyecto de resolución firmado por varios senadores, que está también en las bancas de cada uno, para que sea puesto en consideración”. Y allí se pasó a aceptar su incorporación y luego aprobarlo a mano alzada.

El proyecto (con el número de expediente 615/24) establece que “a partir del mes de mayo del presente año, los senadores nacionales percibirán un total de 13 dietas anuales. Cada una de las mismas será equivalente a 2.500 módulos más un adicional de 1.000 módulos por gastos de representación y 500 módulos de adicional por desarraigo”.

“El valor del módulo será el equivalente al que perciben los empleados legislativos”, aclara, el cual equivale a 1.802 pesos.