Chubut - Patagonia - Argentina 19 de May de 2024

SE ACRECIENTA LA CRISIS

La ayuda social en Madryn aumentó más de un 25%


La inflación acelerada, la depreciación sostenida de la moneda nacional y la pérdida de puestos de trabajo marcan el rumbo de la Argentina en la actualidad. El 2024 comenzó difícil todos y tendrá algunos meses más de bolsillos apretados, ya que desde distintos ámbitos marcan que los peores meses serán mayo y junio. Ante este panorama desolador, la clase trabajadora busca respuestas en el Estado y se vuelca a la solicitud de bolsones de alimentos para pasar el mal momento.

En Puerto Madryn esta realidad también se vive. Sin rodeos, el intendente Gustavo Sastre aseguró que desde el comienzo del año “se viene notando un incremento importante” y luego agregó que “haciendo una comparativa con la misma época del año pasado, tenemos un 25% más de solicitudes” de asistencia alimentaria.

A esto se le suma que “el aumento de la demanda que proviene de la clase trabajadora, de aquellos vecinos y vecinas que antes no solicitaban este tipo de ayuda. Hoy no llegan con sus sueldos y recurren a algún tipo de ayuda del Estado”, relató.

Las alarmas están encendidas, ya que esta situación económica adversa podría mantenerse por varias semanas más (o meses) y desde la Municipalidad entienden que deben brindar toda la asistencia necesaria, aunque siempre manteniendo el orden de las cuentas de la ciudad.

“La situación es muy complicada. Esto que genera una situación donde hay que ver cómo adaptamos los recursos hacia donde más necesidad hay. La gente también debe entender que en determinados casos podemos solventar la demanda y en otros no, ya que nos genera una asfixia sobre determinados recursos que no teníamos previstos”.

Por otro lado, Sastre dijo que el parate total de la obra pública está generando serias complicaciones, y que en los próximos días se volverá a insistir en Nación para que haya algún avance sobre los proyectos que fueron presentados. “Necesitamos que el Gobierno haga una reapertura, por lo menos, de las grandes obras que ya tenemos licitadas”, alertó y luego explicó que esto “generaría puestos de trabajo y mayor consumo en los comercios de cercanía” por ende un flujo de dinero que hoy no se ve.