Chubut - Patagonia - Argentina 19 de May de 2024

HIDROCARBUROS

YPF inició el proceso de venta de las áreas de Santa Cruz


La empresa YPF inició el proceso de retiro de las áreas de Santa Cruz, Chubut, Mendoza, Río Negro y Tierra del Fuego, en el marco del “proyecto Andes”, que pone en el centro de las operaciones al “segmento no convencional”, es decir, a Vaca Muerta. La empresa le solicitó al banco Santander que empiece con el proceso de venta de las áreas -55 en total- de áreas de explotación de petróleo y gas. La operadora bancaria inició el contacto con aquellas interesadas.

El plan de racionalización tiene como objetivo principal optimizar el portafolio en el sector upstream convencional. Esto permitirá a la empresa continuar desarrollando áreas convencionales y no convencionales que generen mayor rentabilidad por cada dólar invertido, mediante una mejor asignación de recursos técnicos y económicos. Los campos maduros, que constituyen un grupo de 55 áreas, se refieren a yacimientos que han superado su pico óptimo de producción.

La idea es que los campos de los que se retira YPF sean explotados por operadoras independientes, más pequeñas, que se enfoquen en hacer más eficiente la extracción de gas y petróleo en esos reservorios, ya maduros, mediante técnicas de extracción secundaria o terciaria.

Desde la petrolera de mayoría estatal señalaron que se trata del avance del plan “4×4″ de Marín y que el objetivo es que antes de fin de año, en las 55 áreas en venta, estén operando compañías más chicas, que le saquen el jugo a los pozos concentrándose en sus particularidades, mientras YPF se enfoca en el desarrollo a fondo de Vaca Muerta, la joya energética de la Argentina, al menos en materia hidrocarburífera.

La caída de la producción de hidrocarburos convencionales de la Argentina lleva más de una década y recién en los últimos empezó a ser algo más que compensada por el aumento de la producción en Vaca Muerta.

Por caso, la producción de petróleo convencional pasó de 197 millones de crudo en 2013 a 121 millones en 2023, una declinación de casi 39%, equivalente a la caída en la producción diaria de cerca de 200.000 barriles diarios. En tanto, en gas la declinación productiva del segmento “convencional” fue del 49 por ciento.