Chubut - Patagonia - Argentina 16 de Abr de 2024

LE HABÍAN SOLICITADO UNA LISTA CON 50 PERSONAS PARA SER DESPEDIDAS

El director de Pesca Julián Suárez presentó su renuncia


El director de Control y Fiscalización Pesquera, Julián Suárez, presentó su renuncia indeclinable ante el Subsecretario de Pesca, Juan Antonio López Cazorla.

La decisión la tomó tras el escándalo del buque Tai An, por el que recibió amenazas de la Cancillería que impidieron tomar la decisión de hacer volver el barco a puerto. Además, le habían solicitado que confeccionara una lista con cincuenta nombres para ser despedidos y que preparara una desregulación, eliminando las resoluciones y disposiciones establecidas por la Secretaría de AGyP y la Subsecretaría de Pesca desde 2019 a 2023.

El hasta ahora Director de Control y Fiscalización Pesquera tomó conocimiento de la situación del barco Tai An el cual llevaba capturadas 142 toneladas de merluza negra, sin permiso para hacerlo, por lo que preparó la nota para ordenar el inmediato regreso a puerto del buque, pero no pudo llevarlo a cabo.

Suárez recibió llamadas intimidatorias por parte de un funcionario de la Cancillería quien lo intimó a dar de baja la orden y tras poner en conocimiento al subsecretario López Cazorla de la situación, este decidió acatar la orden de Cancillería y emitir una nota que solo requería al buque Tai An que abandonara la zona de pesca de merluza negra.

En tanto, tras el pedido por parte de las máximas autoridades de confeccionar una lista con cincuenta nombres para ser dados de baja sostuvo: “No seré yo el que ponga los nombres en la lista y deje familias en la calle”.

Tras presentar la renuncia, señaló Suárez: “Se cierra una etapa muy intensa en los últimos cuatro años para mí. Lamento la situación porque mis compañeros están muy mal, en estos tres meses logramos algunos avances en cuanto al personal, pero hay gente que, al igual que los trabajadores del INIDEP, solo han cobrado enero”.

Por último el objetivo del Gobienro nacional de realizar una desregulación de la actividad eliminando resoluciones y disposiciones dictadas por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca y por la Subsecretaría de Pesca entre 2019 y 2023, fue lo que terminó de implosionar la relación.