Chubut - Patagonia - Argentina 16 de Abr de 2024

REFORMA FISCAL

El Gobierno ya tiene proyecto de Impuesto a las Ganancias


Pese al revés que el mega DNU recibió en el Senado, el Gobierno renovó su apuesta por la Ley ómnibus al hacer circular el borrador de la nueva versión con la que, esta vez, el oficialismo espera asegurar su aprobación legislativa tras la caída del proyecto original en sesiones extraordinarias.

Uno de los puntos que más resaltan de este nuevo proyecto, que recortó su cantidad de artículos de más de 650 a 269, es justamente una ausencia: la del paquete fiscal, el mismo que el ministro de Economía Luis Caputo definió bajar en enero de la ‘Ley Bases’ original para facilitar su aprobación.

Cuando el Gobierno anunció que volvería a presentar su mega propuesta de reformas, la duda era si el capítulo fiscal, que en el primer proyecto contaba con una nueva moratoria, un blanqueo, modificaciones en las retenciones al agro y una nueva fórmula previsional, entre otros puntos; estaría incluido en la versión 2.0.

Al respecto, ahora se definió que este se presentará aparte y estará alineado a lo que surja del diálogo con los gobernadores que Milei buscó apaciguar con su llamado al ‘Pacto de Mayo’.

En este marco, este jueves el Gobierno no sólo presentó el borrador de la nueva Ley ómnibus, sino que también reveló el paquete fiscal que presentará en el Congreso, el llamado «Proyecto de Ley de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes».

Según el primer borrador de este, su objetivo es encarar un «proceso de saneamiento» de la economía y a través de la simplificación del esquema tributario, una reducción de la carga fiscal sobre determinados sectores y una reforma del Impuesto a las Ganancias.

Entre las principales medidas, se cuenta un capítulo de reforma del Impuesto a los Bienes Personales y otro al Régimen del Monotributo. También se vuelve a incorporar la moratoria, el blanqueo de capitales y se incluye una reforma impositiva con cambios en los impuestos internos.

Por su parte, la reforma del régimen de movilidad previsional fue incluido finalmente en la nueva Ley ómnibus con un esquema alineado con la inflación con actualización mensual.

Las modificaciones al Impuesto a las Ganancias, el cual el exministro de Economía Sergio Massa recortó durante su campaña presidencial, son de los puntos más relevantes del proyecto ya que el gravamen volvería a recaer sobre un mayor número de trabajadores: todos los detalles de los cambios en este impuesto.

Todas la modificaciones

En el nuevo proyecto de reforma fiscal, el Gobierno incluyó la modificación del Impuesto a las Ganancias que previamente había presentado como propuesta aparte y que eliminó rápidamente cuando se bajó el capítulo fiscal de la Ley ómnibus en período de extraordinarias.

Los principales cambios propuestos implican una modificación de las escalas del régimen que sumarían a más trabajadores luego del amplio recorte realizado por Massa en la recta final de su campaña a través de la imposición de un impuesto cedular.

El proyecto implica volver al anterior esquema de Ganancias en el que el mínimo no imponible para tributar el gravamen lo actualizaba el Poder Ejecutivo: en esta oportunidad, el Gobierno lo corregiría de forma trimestral en línea con el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

En base a este esquema, con algunos cambios respecto al presentado a inicios de este año, «un empleado soltero sin hijos comenzaría a pagar a partir de un sueldo bruto de $ 1.250.000», explicó el tributarista Sebastián Domínguez al respecto.

Esto implicaría una fuerte reducción del mínimo no imponible que, actualmente, se rige por el Salario Mínimo, Vital y Móvil y supone 15 de estos, es decir, $ 2.340.000 a marzo en base al básico actual de $ 156.000.

Pese a esta fuerte modificación que busca sumar contribuyentes a un gravamen clave para los ingresos fiscales coparticipables -clave en la relación con las provincias- el Gobierno también propone un incremento importante en las deducciones personales.

Según el proyecto, el Gobierno busca de esta forma «reestablecer el equilibrio dentro del esquema de la Ley del Impuesto a las Ganancias», pero «respetando la progresividad». (Fuente: El Cronista)