Chubut - Patagonia - Argentina 12 de Abr de 2024

ECONOMÍA

Importación de alimentos: la semana próxima estaría confirmada la lista de productos


Las empresas del sector del comercio exterior están a la espera de que la Secretaria de Comercio brinde precisiones sobre cuáles van a ser los productos alimenticios que podrán ingresar al país en condiciones ventajosas respecto de las cuestiones fiscales y de tipo de cambio tal cual fue anunciado por el vocero presidencial Manuel Adorni. Del mismo modo con los medicamentos.
Fuentes del sector señalaron que aguardan que el Gobierno les precise cuáles van a ser las posiciones arancelarias que van a poder cursar importaciones con pagos en 30 días a los proveedores del exterior y con rebajas de impuestos.
Hasta ahora solo ha habido un anuncio de una medida que no es sencillo de implementar, porque no son muchas las empresas en Argentina que tengan las autorizaciones sanitarias pertinentes.
Por otro lado, fuentes del Palacio de Hacienda confirmaron que los funcionarios del equipo de Pablo Lavigne están trabajando en la implementación de lo anunciado, con idea de tenerlo listo la semana próxima. Se señala que el trabajo consiste en verificar productos, precios, demanda del mercado local, disponibilidad de proveedores del exterior.
Ya hay empresas que se dedican a esa actividad y en general se corresponden a alimentos en función de materias primas, como el caso del cacao y el café, que no se producen en Argentina. También ya ingresan importado el atún y las bananas y algunas frutas que no tienen producción local.
Reunión con COPAL

El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL), Daniel Funes de Rioja, mantuvo una reunión con Lavigne en el Palacio de Hacienda. Funes de Rioja le reclamó al funcionario por las modalidad elegida por el gobierno para facilitar el ingreso de productos de consumo masivo, que es la de autorizar el pago de las importaciones a 30 días.

Los empresarios plantearon que existe un desbalance en el tratamiento para las empresas argentinas, que para importar insumos, y en algunos casos materias primas que no se elaboran en el país, tienen que pagar en cuatro cuotas, generando costos financieros.

La respuesta de Lavigne es que por ahora se va a seguir adelante con esta modalidad, sin descartar que en el futuro se pudieran igualar las condiciones. Pero en principio, se supone que la decisión de incrementar la oferta de productos vía importación sería más bien coyuntural.

En Argentina no está cerrada la importación de alimentos

Una fuente empresaria señaló que Argentina «no tiene cerrada la importación» de alimentos. Para ello se debe tener la aprobación del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y la mercadería tiene que cumplir con todos los requisitos, hasta los octógonos negros que obliga la ley que obliga a informar al consumidor sobre los ingredientes.

Económicamente es muy difícil que una empresa o una persona pretenda anotarse en el registro de operadores de comercio exterior para dedicarse a importar productos de consumo masivos listos para el consumo. Es por ello que entre los empresarios se piensa que la medida está armada a la medida de los reclamos de los supermercados.

De hecho, estos ya son importadores de alimentos y bienes de la canasta básica que completan su oferta de hasta 10.000 artículos, los cuales es evidente que no se producen todos en el país. Incluso, algunos analistas consideran que debido a que los supermercados solo tienen un 30% de la comercialización minorista, el impacto de una rebaja de precios sobre la inflación es muy limitado.