Chubut - Patagonia - Argentina 16 de Abr de 2024

PUERTO MADRYN

Servicoop alertó sobre las consecuencias a causa de la manipulación de bocas de registro


Las fuertes precipitaciones del pasado domingo impactaron de forma directa sobre el sistema cloacal de la ciudad. Puerto Madryn cuenta con un sistema de recolección de efluentes cloacales compuesto por más de 400 kilómetros de cañerías, 7 estaciones elevadoras y 3600 bocas de registro. Todo este complejo sistema está diseñado para el transporte de líquidos cloacales. Las principales situaciones que generan que el sistema colapse son: las conexiones clandestinas; las descargas de pluviales domiciliarios y la manipulación de bocas de registro por personas ajenas a la Cooperativa.

Con la presencia de fuertes tormentas y debido a las situaciones mencionadas anteriormente, se satura la capacidad de conducción de los colectores cloacales (los cuales no están dimensionados para recibir el aporte del agua de lluvia). Esto provoca el colapso del sistema y el desborde de ese aporte excedente a través de las bocas de registro. Cada vez que ocurre un fenómeno climático de estas características, detectamos en distintos puntos de la ciudad, bocas de registro abiertas, para que el agua acumulada se escurra por nuestro sistema.

Esta acción que realizan personas ajenas a Servicoop, provoca severos daños al sistema. En primera instancia, ingresan a las cañerías: ramas, nylon, restos de materiales de construcción, metales, piedras, como así también muchos metros cúbicos de arena y piedra. Estos elementos extraños, una vez dentro de la red, generan atascamientos y rebalses. Intervenir las cañerías para remediar estos casos, implican pérdidas económicas significativas para la Cooperativa. Por último y lo de mayor gravedad, atentan contra la salud pública.

El servicio de cloacas constituye una herramienta indispensable para la calidad de vida de la población. Su uso correcto y su preservación, permiten prolongar y garantizar la vida útil de las instalaciones. Los desagües cloacales domiciliarios contribuyen al mantenimiento de la higiene y de la salud pública. Es fundamental adoptar una conducta ejemplar en la utilización de este servicio. Recordamos que está absolutamente prohibido manipular las bocas de registro y conectar los desagües pluviales a la red cloacal.