Chubut - Patagonia - Argentina 25 de Jul de 2024

Instalaron un nuevo sistema de control en volcán de Neuquén


Durante el pasado mes de octubre, profesionales del Observatorio Argentino de Vigilancia Volcánica (OAVV) del SEGEMAR, la Subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana de la Provincia del Neuquén y la Oficina Provincial de Tecnologías de la Información y la Comunicación (OPTIC) de la Provincia del Neuquén, instalaron una nueva red de monitoreo volcánico en tiempo real en el territorio de neuquino. En este caso se trata del volcán Domuyo, de 4709 metros de altura, conocido también como el techo de la Patagonia.
Las tareas de campo llevadas a cabo con el apoyo de medios aéreos de Aeronáutica Neuquén demandaron más de tres semanas en un terreno de condiciones adversas y clima cambiante. En este contexto, el equipo interdisciplinario de profesionales que trabajó en el volcán instaló un total de 4 estaciones multiparamétricas y 1 nodo satelital, incluyendo: 4 estaciones sismológicas, 3 estaciones GNSS y 1 cámara IP, correspondiente a las estaciones denominadas: Domuyo (DOM), Bramadora (BRA), Ailinco (AIL), Manzano Amargo (EMA) y Nodo Varvarco (VAR). Instrumental que en conjunto demandó una inversión de más de U$D 250.000.

El volcán

El Complejo Volcánico Domuyo alberga uno de los principales campos geotermales que existen en el país y el mundo, el cual se manifiesta en superficie a través de sus importantes geiseres y fumarolas. Debido a algunas características geológicas particulares de este centro, la falta de información geocronológica o de actividad eruptiva en tiempos históricos, durante muchos años existió una importante controversia en la comunidad científica en cuanto a considerar al Domuyo como un volcán activo. Sin embargo, en el año 2018, estudios realizados mediante imágenes satelitales de radar por parte del Jet Propulsión Laboratory (JPL) de la NASA en Estados Unidos, pusieron de manifiesto que el Domuyo había sufrido deformaciones progresivas desde el año 2014 a razón de unos 11 cm al año. Posteriormente, estudios llevados adelante por universidades argentinas, no solo corroboraron dicha deformación, sino que también detectaron actividad sísmica mediante el empleo de redes temporales.
A raíz de esta nueva información, el SEGEMAR posicionó al volcán Domuyo en el puesto N°16 de su Ranking de Riesgo Volcánico para la República Argentina y priorizó su monitoreo en tiempo real en conjunto con el gobierno de la provincia de Neuquén, convirtiéndose así en el sexto volcán instrumentado del país y el primero ubicado enteramente en el territorio continental argentino.
La instalación de esta nueva red de monitoreo permitirá al OAVV del SEGEMAR realizar el monitoreo en tiempo real del volcán a través de técnicas de avanzadas utilizadas en los principales observatorios volcanológicos en el mundo. Esto posibilitará la generación de alertas tempranas, dando aviso a las autoridades de Protección Civil y la población, a fin de mitigar el riesgo volcánico en nuestro país.