Newsletter

Temas del día: Comodoro - video viral - política - chubut

Dólar hoy: Oficial: 146,25 | 154,25 - Blue: 288,00 | 288,00

LAS FAMILIAS ADVIERTEN QUE NO MANDARÁN A SUS HIJOS A CURSAR HASTA QUE SE CERTIFIQUE QUE EL EDIFICIO "ES SEGURO"

Cholila: una escuela lleva cuatro años esperando que le arreglen los calefectores

#TAGS:


El director de la Escuela 727 de Cholila, Pedro Pinello, se refirió a los problemas de infraestructura del establecimiento, los cuales principalmente tienen que ver con los calefectores, en el marco de uno de los inviernos más crudos que ha atravesado la provincia.

En diálogo con AzM Radio Trevelin, sostuvo que «tenemos varios problemas graves: el primero es el sistema de calefacción, son calefactores individuales que han tenido muy poco mantenimiento en los últimos dos años y se han ido deteriorando, ya que algunos tienen más de 25 años» y agregó que «los chicos se apoyan, los rozan cuando corren y a la larga se van rompiendo; hemos realizado, durante el primer cuatrimestre y hasta el receso invernal, un total de 14 pedidos entre correos electrónicos y notas, solicitando que vengan a arreglarlos».

«El tema de la electricidad es bastante grave, porque tenemos la Sala de Informática donde a veces prendemos las luces y salta la térmica en toda la escuela. A veces estamos trabajando con las computadoras y nos quedamos sin luz, y eso es porque el sistema eléctrico está mal hecho, lo han tratado de mejorar los propios profesores, hemos traído gente para tratar de solucionarlo pero nos dijeron que hay que cambiar todo el sistema de cables», advirtió el responsable del establecimiento, sumando a ello que «hasta nos dijeron que el cableado estaba invertido, entre otras cosas, lo cual sobrecarga toda la escuela».

«Por otro lado», continuó Pinello, «tenemos goteras que venimos arreglando en la medida de lo posible; la parte más vieja del edificio tiene poco más de 40 años, luego se fue ampliando y aparecieron problemas por todos lados, y ahora nos estamos quedando casi sin luz; este lunes llegué a las 8, abrí la escuela, empecé a prender las luces y cuando encendí las de la dirección escuché una pequeña ‘detonación’, y la mitad de la oficina se quedó sin suministro».
«Hay que venir y hacer pequeños arreglos en todos los plafones de los tubos fluorescentes y de LED y nadie los hace, muchas veces son los propios auxiliares los que hacen arreglos pero hasta donde pueden, con la escalera que tenemos y evitando accidentes. La verdad es que nuestra principal ‘bronca’, por decirlo así, es ver año tras año pasar gran cantidad de gente de Gobierno o de empresas mandadas a hacer relevamientos de lo que nos hace falta, pero hacen un relevamiento del relevamiento del relevamiento y luego no se concreta nada», lamentó el Director.

«Nos prometen y prometen que lo van a poner en una lista de urgencias y nada, prácticamente desde 2018 estamos así. Lo más grave es que hace poco más de una semana nos vinieron a arreglar los calefactores, pero le hicieron una ‘lavadita de cara’, la cual filmé e hice pública. Básicamente cambiaron las carcasas, los pusieron ‘lindos’ pero realmente no hicieron ninguna reparación importante. Y después de que lo hicimos público la empresa volvió dos veces más e hizo reparaciones», señaló Pinello.

«La semana pasada, según me compete a mí como directivo de la escuela que decidió suspender las clases, fueron dos días de cursada porque hubo paro, y el viernes pasado quería reabrir la escuela, pero las familias me dijeron que no, que no iban a mandar a los chicos hasta que no se haga un relevamiento del trabajo que se hizo y que no venga alguien de Provincia y que certifique que la escuela es segura, lo cual no ocurrió», finalizó el titular de la Escuela.